Mmm...

Mmm...
Importante: Se agradecen los comentarios, correcciones y críticas del lector

sábado, 15 de noviembre de 2014

Breaking bad, los neutrinos y la declinación cuántica

Say my name...
(Walter White)

Max Planck
El fin de semana pasado una hubo jornada de puertas abiertas en el  Instituto de Física Max Planck de Munich.
Fui con mi mujer, meine Frau en alemán. Ahora en Alemania todas las mujeres son Frau, independientemente de su estado civil o tendencia sexual. Una mina es una Frau. Antiguamente era distinto: existían las Frau (o Frauen en plural) casadas y las  Fraulein (señoritas) solteras o solteronas. Actualmente también están las Mädchen (niña, muchacha, piba) palabra de género neutro en el alemán. Aclaración innecesaria:   Los sustantivos alemanes son víctimas de tres géneros: maskulin, feminin y neutrum que se aplican en forma sistemáticamente arbitraria a cada palabra. Por ejemplo el gato es feminin, el perro es maskulin, el niño (Kind)  es neutro y la niña también es neutra, digo neutrum.
Die Frauen. Radiación de cuerpo negro de Planck

Volviendo a Max Planck, también estaba abierto simultáneamente el Instituto Idem de Neurobiología, cuya visita hubiera sido más interesante para mi Frau, que es psicóloga, pero en este universo simple todavía no conseguimos resolver el elemental problema de estar en dos lugares al mismo. 

Tiempo al tiempo.

El Instituto Max Planck de Física fundado originalmente en Berlín en 1917, fue dirigido al principio por Albert Einstein, y luego por W. Heisenberg. Me refiero a Heisenberg Heisenberg, no el Heisenberg de Breaking Bad sino Werner Heisenberg, el del Principio de Indeterminación y el gato 
Werner Heisenberg
paradójico de Schrödinger, premio Nobel en 1932 y Direktor del Institut entre 1942 y 1970.
En el jardín de entrada, había un kiosk donde se podía observar vaporosos experimentos sobre los inusuales comportamientos de los materiales a muy bajas temperaturas conseguidas con nitrógeno líquido a -196 grados.
Apenas entramos en el recinto, nuestra atención fue inmediatamente abducida por un joven y verborrágico científico alemán que nos habló en un inglés very british sobre el experimento en el cual participa: La idea general es explicar el desequilibrio entre materia y antimateria que se produjo después del Big Bang tratando de demostrar que el neutrino es su propia antipartícula, utilizando para ello detectores de germanio protegidos de las interferencias en un laboratorio subterráneo debajo de la mayor montaña italiana, Il Gran Sasso. De paso también buscan trazas de la materia oscura, o dunkle Materie : dunkle como la cerveza negra: Dunkelbier, donde la letra e hace un salto cuántico de un lugar a otro de la palabra debido a la famosa e incomprensible deklination germánica.
Este experimento se realiza a 170 grados bajo cero con Argón líquido y podría parecer algo fresquito si uno no tuviera en cuenta otro que se hace a 7 mK, es decir 7 miligrados Kelvin, o sea 0,007 grados por encima del cero absoluto ( -273,15 grados centígrados). Sí, en serio.

La palabra neutrino en alemán es también neutrino que tiene género neutrum, por pura y absoluta casualidad.  
Il Gran Sasso 


Después nos sumamos a una Führung o visita guiada, en italiano, ya que no había ninguna en español en ese momento, y dejamos pasar una en chino, cuyo desconocimiento por nuestra parte no es responsabilidad del Institut.
Führung, como el lector astuto ya habrá deducido, viene de Führer, con perdón de la palabra. En realidad es un vocablo muy común que significa líder o guía, y que, usado en combinación con otros sustantivos, no representa ningún problema. Por ejemplo: Geschäft significa negocio, y el Geschäftführer es un inofensivo gerente. Lo que siempre conviene evitar es la palabra Führer aislada, sobre todo, si a uno se le ocurre al mismo tiempo extender la mano derecha a 45 grados con la palma hacia adelante haciendo resonar los tacos de los zapatos. Los alemanes son ultra susceptibles a las culpas generadas durante la Segunda Guerra Mundial que su propia reeducación posterior les impide olvidar.
ATLAS
La  simpática Mädchen italiana nos guió por los recovecos del Institut, donde, entre otras sorprendentes maravillas, pudimos ver detalles de la construcción y la sala de control del enorme detector ATLAS del CERN, el acelerador de partículas que está en Suiza y que recientemente demostró la existencia del bosón de Higgs, el cual debido a su relación con el origen del universo fuera irrespetuosamente -para el bosón - apodado "partícula de Dios" (que aquí no tendría ni arte, ni parte ni partícula) 
También estaban los grandes espejos que se construyen para los telescopios del proyecto MAGIC, sigla con resonancias sobrenaturales, pero que quiere decir Major Atmospheric Gamma-ray Imaging Cherenkov Telescope. Como su nombre lo indica, su función es detectar la lluvia de partículas emitidas por los rayos gamma cósmicos, usando la radiación de Cherenkov, unos destellitos azulados.
Observatorio del Roque de los Muchachos en Canarias 
Es una búsqueda frenética por descubrir y estudiar agujeros negros, remanentes de supernovas, núcleos galácticos activos, microquasars, pulsars, estallidos de rayos gama y otras minucias por el estilo. 

Y se me cayó un lagrimón de la emoción al ver a tantos jóvenes de distintas nacionalidades trabajando con entusiasmo, sólo motivados por la gran curiosidad (y posible fama, quizás?) de encontrar respuestas a las preguntas fundamentales del universo, que algún día servirán para explicar como empezó todo esto y para desarrollar tecnologías tan impensables actualmente como lo serían un televisor o un automóvil para un hombre medieval. 

Nuevas tecnologías


Una buena noticia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario